Ricardo Méndez

Ricardo Méndez

CEO en Secuaz

Hay diferentes tipos de videos corporativos que podemos realizar para centros o clínicas médicas, hospitales o instituciones relacionadas con la medicina. Con un productora de videos médicos podemos tanto informar a nuestra audiencia como presentar algún tipo de procedimiento o técnica novedosa en el campo de la medicina.

Si nos decidimos por realizar este tipo de video debemos tener en cuenta el público objetivo al que va a ir dirigido. No es lo mismo un video para informar a los pacientes que para profesionales de la medicina. Además es importante determinar cuál es el objetivo y el medio de comunicación donde lo vamos a difundir.

Si nuestra audiencia está compuesta por pacientes de nuestro centro o institución, debemos saber que el lenguaje utilizado debe ser simple y sencillo, pues si utilizamos términos muy técnicos solo conseguiremos confundir a nuestro público. Este tipo de proyecto nos puede servir para informar a nuestros pacientes en las pantallas de las salas de espera, en la página web o como video de promoción de nuestra empresa en cualquier medio audiovisual (internet, televisión).

En el caso de que nuestra audiencia sean profesionales de la medicina, podemos utilizar un lenguaje más complejo, pero que consiga mantener la atención de la audiencia sin llegar a aburrirla. La mayoría de los videos dirigidos a este tipo de público suelen ser formativos, es decir, son muy útiles para formar a profesionales en cursos de la propia empresa o centros de enseñanza. También se utilizan para eventos o congresos médicos donde se muestran desde intervenciones quirúrgicas, nuevos medicamentos a técnicas innovadoras en el campo de la medicina.

Con un video médico lo que se pretende es dar confianza a nuestro público objetivo de nuestras actividades, presentarle o informarle de novedades, procesos, instalaciones, herramientas… de una forma dinámica e interactiva, gracias a la comunicación audiovisual.